Pese a que nuestra sociedad sigue viendo la práctica del BDSM como algo poco moral, el cuero, el látigo o los juegos de amo y esclavo hacen disfrutar a muchas parejas, y además de ser placentera, también puede ser beneficiosa para nuestro cuerpo. Los tiempos avanzan y cada vez son más los que se atreven a explorar nuevos terrenos introduciendo juguetes o prácticas BDSM. 

 

Las sensaciones que provoca la amplia gama de prácticas y disciplinas BDSM aportan emociones positivas comparables a las de una actividad recreativa, y son tan relajantes, saludables y enriquecedoras como practicar deporte, un hobby o una actividad cultural. Sus efectos son similares a los que transmiten estas experiencias, con todos sus beneficios físicos, psicológicos y relacionales, más el valor añadido de ser placenteras y hacer disfrutar a muchas parejas. 

 

Así pues, el BDSM aporta importantes efectos positivos para nuestro cuerpo y muchos beneficios para la salud, para las relaciones en particular, y para la vida en general, tales como: 

 

  • Potencia el placer: Aumenta la excitación, sobre todo si no vemos lo que puede estar pasando y no sabemos cómo puede sorprendernos nuestro compañero, y aumenta el placer. Además, muchas personas que no pueden conseguir un orgasmo o excitarse con las prácticas convencionales, encuentran en el BDSM la forma de poder conseguir placer. 

 

  • Libertad: Da sensación de libertad personal y sentido de aventura. Hace que te sientas más libre, y te permite tener la mente más receptiva y estar más abierto a nuevas experiencias. 

 

  • Desarrollo de habilidades personales: Favorece un mejor desarrollo de las habilidades personales. Las personas que practican BDSM son más extrovertidos , más conscientes, y tienen la capacidad de resolver problemas cotidianos con mayor facilidad. 

 

  • Disminución del estrés: El estrés psicológico y sus efectos negativos se reducen notablemente con la práctica de este tipo de sexo. Las parejas que practican BDSM muestran niveles menores de cortisona (la hormona del estrés), lo que repercute en que se relajen, tengan sensación de alivio y se reduzca su nivel de estrés. Además, suelen ser más afectuosas en su vida diaria. 

 

  • Reduce la ansiedad: El goce de provocar o recibir dolor puede reducir la ansiedad general. La práctica del BDSM altera la irrigación sanguínea del cerebro, lo que puede llevar a estados alterados de conciencia similares a los de practicar yoga o al “high” de ciertos deportistas de alto rendimiento.  

 

  • Relajación: La tensión y posterior relajación de los músculos llevada a cabo durante las relaciones sexuales de este tipo, garantiza noches de sueño totalmente descansadas.  Soportar dolor elevará tu producción de serotonina y adrenalina, por lo que después de practicar este tipo de relaciones sexualesuno se siente mucho más relajado 

 

  • Autoexpresión o autoexploración:  Es una forma de expresarse. Las personas que practican BDSM son más conscientes de sus necesidades sexuales y poseen un mayor grado de equilibrio emocional debido a que expresan de forma abierta sus deseos sexuales.

 

  • Control de las emociones: Las personas que llevan a cabo esta actividad logran expurgar muchas emociones reprimidas mediante la acción, lo que los mantiene mucho más serenos y tranquilos para el resto de sus actividades. Se tiende a estar de mejor humor, y tener mayores niveles de bienestar, además ser más tranquilos y felices. 

 

  • Mejora la salud mental: Las personas que realizan estas prácticas suelen tener una mejor salud mental tanto emocional como psicológica. Tienen menores niveles de neurosis, mejor apertura a puntos de vista diferentes al propio, mayor seguridad en sus relaciones interpersonales, mejor disposición para lidiar con el rechazo y mayor grado de bienestar en general. Si expresas con más libertad tu sexualidad, tu salud mental se beneficia. 

 

  • Aumento de autoestima: El BDSM aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo. Nos da más confianza y nos permite estar más abiertos y ser menos propensos a sentirnos mal por ser rechazados. El rechazo de los demás se asimilar mejor e importa menos. 

 

  • Mejora el sistema inmunológico: Al incrementar significativamente el flujo sanguíneo a áreas como el cerebro y diferentes músculos. 

 

  • Prevención de Alzheimer y aumento de la creatividad: El BDSM es una de las prácticas que más potencia nuestra imaginación, sobre todo en aquellos que ejercen el rol dominante, su cerebro se sumerge en un estado mucho más creativo. A largo plazo, este tipo de prácticas puede ayudar a prevenir y combatir enfermedades como el Alzheimer. 

 

  • Mejora la comunicación de pareja: La comunicación no son solo palabras. En el DBSM se crea un ambiente de confianza, respeto y entrega a través de una ficción convenida y consensuada. La comunicación se convierte en algo impecable, porque no es solo algo verbal. Tu pareja sabe justo cuando tiene que parar o tiene que seguir leyendo en tus reacciones. 

 

  • Mejora la complicidad de pareja: El hecho de que las prácticas de sexo extremo involucren ciertos riesgos hace que la sensación de complicidad sea mucho mayor que en el sexo tradicional. Hay que pensar que debes confiar ciegamente en alguien para dejar que te ponga una venda en los ojos, te inmovilice, o te azote. 

 

  • Fidelidad: Está comprobado que las parejas que practican BDSM son más fieles. Se construyen relaciones más íntimas, con sentimientos más seguros de apego. Este es un medio para formar relaciones más estrechas y una forma de unir más a las parejas. Se desarrollan fuertes lazos entre ellos, que son parte de la evolución sexual de la pareja. Cuanto más se experimenta más se aprende, y eso parece que es una forma de disuadir de buscar otras parejas fuera de la relación.  La energía y el espacio emocional compartido por la pareja que practica el BDSM raramente se pone en riesgo por una aventura pasajera. 

 

Después de ver todos los beneficios que el BDSM proporciona, si te preocupa llevar a cabo determinadas prácticas sexuales, ya puedes quitarte los complejos de encima!! 

 

Aún así, no olvides que el BDSM debe verse como un estilo de vida elegible y siempre debe ser realizado voluntariamente y bajo pleno consentimiento de ambas partes. Lo más importante para que lo disfrutes es la comunicación y que jamás hagas algo que vaya contra tus principios por querer complacer a alguien.  

 

Si quieres saber más sobre el BDSM, sus beneficios, las precauciones que han de tomarse, suscríbete a nuestro Boletín o visita Secrets&Yo, donde encontrarás artículos. 



Autor: Equipo YOWIC
 

Bibliografía
La información para este artículo se ha sacado de las siguientes páginas de revistas e información médica y científica: